Después de 20 años encerrados en jaulas oxidadas, estos osos dan sus primeros pasos en libertad

osos liberados

Durante 20 años, cuatro preciosos osos llamados Bruno, Fifi, Marsha y Pocahontas, han vivido en unas condiciones miserables que ningún animal debería padecer. En un zoo de Pensilvannya, se les confinó en pequeñas jaulas oxidadas de pocos metros, en las que no podían llevar una vida feliz y satisfactoria. No podían realizar ejercicio o hibernar, y además, antes de que cerrara, se les obligaba a realizar trucos para el entretenimiento de la gente, como montar en bicicleta. Estas condiciones de vida y los entrenamientos para realizar los trucos les han dejado secuelas físicas y mentales como la depresión.

Por suerte un grupo de activistas los liberó en el pasado Julio de este año, y después de un largo viaje de 24 horas en el que tuvieron que cruzar el país, llegaron a su destino: una reserva natural de vida salvaje en Colorado, donde disponen de más de 60 km para vivir en libertad y condiciones dignas el resto de sus vidas. Aunque tuvieron que pasar un pequeño proceso de adaptación, los cuatro ya disfrutan de su nuevo hogar, y el recuerdo de las terribles jaulas se aleja poco a poco como un mal sueño.

Fuente: PETA (People for Ethical Treatment of Animals)

Subir