Seguro que de pequeño has pasado por algunas de estas divertidas situaciones al comer helados

bebes helados

Cuando eres pequeño todo es nuevo y emocionante, la vida es aun un mar de experiencias por descubrir.

Los sabores por ejemplo son toda una novedad. ¿Recordáis cómo fue chupar un limón por primera vez? ¿o cómo descubristeis el sabor amargo de las cosas?

Tal vez no recordéis vuestra primera vez, pero seguro que si tenéis grabada la sensación en vuestro cerebro, ¿verdad?

Si hay un sabor con el que los niños desarrollan una relación especial es con el dulce, en especial con los helados. Puede que sea la sensación de frío en la boca o su cremosidad, pero ningún niño puede resistirse a ellos.

Si tienes un hijo, sabes de lo que te hablo; pues no pocas veces habrás tenido que limpiar a tu pequeño de arriba a abajo. Porque los niños no comen helado, se bañan con él.

Disfruta de la divertida relación entre los niños y su forma de comer helados. La sonrisa está asegurada.

 

Subir