Una foca se pone cariñosa para pedirle al buceador que le rasque la barriga

foca mimosa portada

Una imagen que ha dado la vuelta al mundo por el asombroso nivel de interacción entre esta foca gris y Gray Grayson, un amante de la adrenalina de 55 años procedente de Salford, Reino Unido. El famoso encuentro tuvo lugar en 2014, mientras Grayson hacía submarinismo en el archipiélago de las Islas Sorlingas.

La zona es un parque marino protegido, por lo que no es de extrañar que las focas no conciban al ser humano como una amenaza, pero de ahí a pedirle que le rasque la barriga, hay un trecho bastante importante. Grayson aún recuerda la escena con mucho cariño:

Captura de pantalla 2015-09-01 a las 10.13.31

Esta foca gris se acercó a mi y compartimos 5 minutos juntos, algo completamente inusual. Después otra acercó por detrás. Soy un buceador experimentado, pero nunca he vivido nada igual, y eso que suelo vivir la vida al límite. Pero ciertamente se trata de algo que nunca había hecho antes.

En el vídeo verás que la foca parece intentar coger la mano de Grayson para pedirle que le rasque la barriga, una tarea a la que el submarinista accederá de buen agrado. Esta le devolverá el favor profesándole un cariño que hasta ahora nunca habíamos visto. ¡No te lo pierdas!

Fuente: Gary Grayson

Subir