Hombre pierde varias partes del cuerpo por lamidas de su perro

Hombre pierde varias partes del cuerpo por lamidas de su perro

Un medico desarrollo lo que se conoce como “septicemia” a causas de las lamidas de su perro en una zona herida, luego de que el mismo animal lo rasguñara. Estuvo en estado de coma por unos 5 días, para después durar algunos meses hospitalizado y al final tuvo que perder algunas extremidades de su cuerpo para poder sobrevivir.

El hombre perdió sus dos piernas, cinco dedos de la mano y para colmo su rostro quedo completamente desfigurado después desarrollar septicemia (sepsis), por arañazos ocasionados por su perro. El médico de tan solo 50 años de edad se encontraba jugando, como cualquier otro día, con su mascota, un cocker spaniel bautizado con el nombre de “Harvey”, cuando se percato que tenía un pequeño corte en su mano. Sin que el doctor de Machester lo supiera, había sido infectado por una bacteria que se transporta por medio de la saliva de su perro.

Luego de pasar un par de semanas, se enfermo como una enfermedad mortal que ponía en riesgo su movilidad. Y, asediado con la gangrena, su rostro jamás volvería a ser el mismo de antes.

Palabras del hombre que se infecto2 de una enfermedad mortal a causa de las lamidas de su perro

 â€œEra mi propia mascota. Como cualquier otro día estábamos jugueteando un poco duro, se me hizo una cortada en la mano. Era bastante pequeña la cortada, por eso simplemente me la limpie y no le preste atención. Nunca hubo infección en esa zona ni nada de eso”, señalo el Dr.Nel cuando se le pregunto de las consecuencias de las lamidas de su perro.

El doctor Nel se especializa en el tratamiento de pacientes, se encontraba cumpliendo sus labores unas dos semanas luego del acontecimiento con su mascota cuando de repente empezó a desarrollar síntomas que se asemejan a los de una gripe. Le comento a su secretaria que no seguiría trabajando en lo que resta de día y que cancelara todas las citas que tenía ya que iría a su casa a descansar.

“Empecé a sentir frio y a la misma vez calor. Estaba temblando, pero no podía calentarme. Sentía dolor y pesadez en todo el cuerpo. Creí que se trataba de una simple gripe, así que no le preste mucha atención y me fui a dormir para mi casa. Le avise a mi pareja por medio de mensaje de texto que tenía un poco de gripe y que iría a mi casa a descansar. Pero todo no quedo allí, ya que al día siguiente me encontraba muy enfermo y confundido. Dado a que no pudo llamar al trabajo, mi secretaria empezó a preocuparse”, comento para el Daily Mail.

Los paramédicos que lo asistieron en su casa, se percataron que el Dr. Nel tenía un brote de manchas rojas alrededor de toda su piel, por ello le aplicaron inmediatamente tratamiento con antibióticos mientras era trasladado al hospital. Cuando llegaron a la sale de Urgencias, se derrumbo y lo trasladaron directamente a la unidad de cuidados intensivos donde fue colocando en coma inducido.

En ese entonces, empezaron las sospeches referente al Sepsis. Las personas que sufren un shock séptico, solamente tienen un 20% de probabilidades que sobrevivir. En el caso del Dr. Nel, sus piernas se empezaron a poner negras de tal forma que la gangrena se apoderaba de toda la zona y sus riñones empezaron a presentar fallas.

“Me encontraba acostado en el hospital mientras miraba mis piernas y dedos negros. Mientras miraba hacia abajo, muchas cosas pasaron por mi mente y sabía que lo iba a perder todo. Me percate de que gran parte del tejido de mis extremidades inferiores estaba muerto. A pesar de que los médicos le estaban restando la importancia que meritaba, yo sabía la gravedad del asunto”, continua.

Luego de los primeros cuatro meses de haber estado admitido en el centro asistencial, al Dr. Nel le fueron amputadas sus piernas, los cinco dedos de su mano derecha y uno de su mano izquierda y requirió de una cirugía para reconstruir todo su rostro. Todo este nefasto acontecimiento a causa de las lamidas de su perro.

“Ahora más que nunca he sido muy reacio para salir ya que soy una persona muy cohibida. Si bien todo esto que me ha sucedido no me a impedido vivir por completo mi vida de manera independiente, pero si puedo decir que a afectamente mucho mi confianza. La parte más difícil es aceptar que tanto mi rostro como gran parte de mi cuerpo se encuentra desfigurado y que no existe forma alguna para remendar todo eso”, dice.

Al principio los médicos no daban con una respuesta

Inicialmente, los médicos estaban desconcertados y confundidos, ya que no sabían cuál podría ser el causante de la infección. Luego de unas tres semanas, los exámenes de sangre revelaron una bacteria que habita en la boca de un perro. Esto llevaba a la conclusión de que el Cocker Spaniel llamado Harvey, tenía en su saliva las bacterias dañinas, por ello, determinaron que las lamidas de su perro fueron las causantes de todo. Estos hallazgos hicieron que el doctor y su pareja se vieran en la forzada decisión de sacrificar a su mascota.

“Fue algo muy triste y devastador para nosotros, pero nos preocupaba aun mas que el perro pudiera contagiar a otra persona. Como lo indica mi caso, no es necesario que el perro muerda para que todo suceda. Simplemente puede transmitir la bacteria por medio de su saliva. ¿Y si el infectado fuese sido un niño? Pudo haber sido un escenario catastrófico”, dice el Dr. Nel.

Favorablemente, el perro tenía una edad avanzada y se encontraba en la parte final de su vida. “Hubo momentos en que me sentía frustrado, muy enojado, y esto me llevo a echarle la culpa de todo lo que estaba sucediendo. Pero aun así fue muy triste para nosotros. Realmente la bacteria fue parte de la mala suerte”.

¿Cuáles son los síntomas de la enfermedad que padeció el Dr. Nel?

  • Problemas para respirar.
  • Molestia o dolor extremo.
  • Desorientación o confusión.
  • Frecuencia cardiaca y respiración agitada.
  • Piel sudorosa o humedad.
  • Escalofríos, fiebre o sensación de mucho frio.

No te olvides compartir esta nota y dejar tú opinión referente a esta caso en la barra de comentarios.

Subir